visitas

lunes, 21 de octubre de 2013

ALEPH (otro desnudo)

El Aleph es el centro de todas las cosas, según Borges. Es la primera letra del alfabeto hebreo. Hoy me acordé de este poema, y en particular de la persona a la que se lo escribí. Es el segundo desnudo que publico hoy, pero como últimamente intento volver a la anterior frecuencia de publicación de este blog, ahí va. Espero que os guste, y, si acaso, que alguien se digne a comentar.

ALEPH

El cuerpo es un Aleph de sentimientos,
la excusa sinuosa del poema,
imagen que reclama a la escritura
precisos mecanismos de belleza.

El tiempo se resume en una cláusula
de viento; un milagro fortuito
concentra la palabra y el misterio
y entona una canción desconocida.

Entonces, cotidianos,
se rompen los complejos.

El íntimo momento
trasluce sus vivencias.

El roce de los verbos en el aire
agrieta los temores y produce
un diálogo entre métrica y desnudo,
cambiando conjeturas por verdades.

Y gira con sus curvas dibujadas
la voz de la elegancia resumida,
con líneas definidas por el brillo

del alba que ilumina los minutos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario